Inicio

Todo el que ha tocado algo de informática sabe lo que los sistemas operativos de Microsoft representan para el usuario doméstico de PC y no digamos ya en el campo del PC Gaming.
No descubrimos nada si decimos que hoy por hoy, el sistema Operativo mayoritario en informática es un Windows, y más si empleas tu PC para aplicaciones concretas o para juegos. Sin embargo algo está pasando en la Compañía de Redmond que no termina de convencer. O al menos no como debería. Hablamos de Windows 8. Jugamos?

*todas las marcas y logos son marcas registradas y propiedad de sus respectivos dueños. HomePcGamer no tiene relación actual con ninguna de esas marcas. Su mención es méramente a título informativo.

  Windows logo

Desde la popularización de los sistemas Windows el mundo de los juegos y multimenda en PC está ligado a ellos. Sin los Sistemas Operativos de Microsoft el mundo de la informática no sería como lo conocemos hoy día. Su accesibilidad, sencillez y por que no decirlo, su facilidad para saltarse su pobre protección contra las licencias ilegales ha convertido a esos sistemas en omnipresentes en cualquier PC que quiera ejecutar las aplicaciones que todo el mundo quiera utilizar. Sin embargo, el camino de Microsoft con sus Sistemas Operativos no ha sido un camino de rosas.

W95Tras los primeros pasos de Windows 3.11, Microsoft se dió cuenta de que tenían que avanzar en hacer mucho mas accesibles los sistemas operativos para que se popularizasen de forma masiva. Era necesario que el usuario pudiese olvidarse de todo lo que no fuese ver algo en pantalla y hacer un clic. Con la llegada de Windows 95 la base estaba ya implementada pero aún tenía una fuerte dependencia de MS-DOS y su sistema de 16 bits.

A partir de esa base llegó Windows 98, un sistema que en su lanzamiento no era todo lo estable que era necesario, pero que a base de dos actualizaciones consiguió el objetivo de hacer olvidar el antiguo sistema de comandos; sin embargo fue con la llegada de Windows XP, y sobre todo con su expansión SE con lo que se consiguió dejar atrás la era de los 16 bits para entrar de lleno en los 32. Hoy día, aún se estima que Windows XP permanece activo en un porcentaje muy significativo de equipos, sobre todo en el parque de equipos con mas años a sus espaldas. Os sorprendería ver la cantidad de empresas que aún funcionan con Windows XP como entorno corporativo.

Tras el XP, Microsoft vió una gran expansión en el entorno empresarial y decidió que necesitaba un entorno mas enfocado a la gestión de redes y que a la vez permitiese aunar el entorno doméstico en la misma plataforma, por lo que terminó desarrollando Windows Millenium; un híbrido mezcla de base XP y NT (su sistema específico de servidor y entorno de red para el mundo empresarial) que resultó ser un sistema incómodo, pesado, poco eficiente y con muchas carencias.

Tras este tropiezo comenzó a desarrollar de cero un Sistema Operativo ambicioso que cumpliera las espectativas que no alcanzó vista. Se olvidaron de toda la tecnología antigua y a  su vez, cambiaron el sistema de desarrollo y se apoyaron en la comunidad liberando varias versiones beta lo que permitió pulir el producto hasta convertirlo en lo que los usuarios estaban buscando. A su vez, consiguieron al fin que la migración a los sistemas de 64bits se popularizasen al funcionar en el también las aplicaciones de 32 bits.

Llegados a este punto, con cada versión de sus sistemas operativos Microsoft no dejaba de decir que la última versión de Windows era un apoyo decidido al mundo del juego en PC y el apartado multimedia. Pero una y otra vez se demostraba lo contrario, y eran otras empresas las que llevaban la voz cantante del desarrollo de aplicaciones lúdicas en el PC, eso si dentro del entorno Windows gracias a la gran base de usuarios que habían conseguido.
Tal era el caso de Ubisoft, Electronic Arts, Valve y otras tantas que apoyaban decididamente el software lúdico. Microsoft por su parte se volcaba en apoyar a su consola y desarrollar o adquirir estudios de desarrollo para alimentarla mientras dejaba de lado una y otra vez al PC.

La llegada de Windows 7 no supuso un cambio significativo. Hizo un tímido amago de apoyo al anunciar e implementar Games for Windows, su marca de cara al Gaming PC y luego la convirtió en su plataforma de distribución online Games for Windows Live con la que pretendía competir con los que ya eran los reyes del mambo en la distribución online, mas concretamente Valve y su Steam.

Tras su lanzamiento pronto se vió que era una plataforma con vastantes carencias e inconvenientes para sus usuarios, con constantes y engorrosas actualizaciones de su cliente lo que obligaba a largos procesos cada vez que un usuario quería jugar alguno de sus juegos. Parecía mas una plataforma destinada a evitar jugar y el posible uso fraudulento de su software por parte de los usuarios legales que algo con lo que el cliente se sintiera cómodo.
Con la llegada de la plataforma de su consola XBOX a internet, Microsoft fusionó su plataforma con XBOX Live, pero de cara al usuario de PC poco cambió.

Dentro de unos meses, Microsoft desactivará su servicio GFWL (Games for Windows Live) dejando atrás una pésima impresión. Cualquier juego asociado a dicha plataforma deberá migrar a otras o morir sin mas.
Por otra parte, Microsoft lanzó hace algo mas de un año su nuevo sistema operativo, Windows 8, con una explansión a finales del año pasado Windows 8.1.
La adopción de este nuevo sistema está siendo mas lento de lo esperado, en parte por la reticencia de los usuarios a cambiar un sistema que funciona bastante decentemente como es Windows 7 por otro por el que tienen que pagar, y los únicos que compran el sistema son los fans fervientes y lo que compran nuevos equipos con el sistema ya instalado. Sin embargo, incluso empresas que ensamblan PC´s ven como la presión de sus clientes los hacen volver a implementar Windows 7 en sus equipos.

Por otra parte, el cambio de interfaz de Windows 8, mas enfocado a un entorno táctil abandonando el escritorio clásico y metiendo su nuevo Market en primer plano ha hecho que muchos usuarios desconfíen y prefieran 7 con su apariencia convencional.
También hay quien ve un giro de Microsoft de cara a "cerrar" su sistema con programas de certificación, al estilo de sistemas mucho mas cerrados como los de Apple y sus MacOS, con lo que Microsoft termine intentando "dominar" el mercado de sistemas operativos en el PC. Incluso se oyen voces de fusión de sistemas para unificar en la misma plataforma a los dispositivos móbiles o tablets con los PC´s. Sin embargo la llegada de nuevos sistemas de tipo libre o gratuito (de base Linux como Ubuntu o el nuevo sistema desarrollado por Valve: SteamOS) que están empezando a experimentar crecimientos interesantes y se enfocan decididamente por cumplir con las espectativas de los usuarios que buscan diversión en PC, ya sea en juegos o multimedia hacen que Microsoft ya no las tenga todas consigo.

La llegada del nuevo CEO de Microsoft Satya Nadella, muy vinculado con el entorno corporativo y el desarrollo en la nube no ayuda a despejar dudas de hacia dónde se dirigirá en un futuro la casa de Redmond. Hay quien dice que se centrarán en la expansión hacia la nube y la ofimática virtual. Otros que hacia el mercado mobil y las tablets que son un mercado en plena expansión actualmente... Recientemente han nombrado a Stephen Elop, antiguo CEO de Nokia, empresa en proceso de absorción por parte de Microsoft encargado de hardware y estudios.


Hasta ahora Microsoft ha disfrutado de una posición dominante gracias a su gran base de usuarios y software disponible para sus sistemas en PC, sin embargo en un mundo tan dinámico y cambiante como el de la informática (donde incluso los dispositivos móbiles y tablets han superado al mercado de los PC´s) no se puede asegurar que sigan teniendo la sartén por el mango, al menos a largo plazo. Hace falta que Microsoft reaccione y vuelva a retomar la senda de la innovación. La competencia de cara a los usuarios siempre es buena, pero da la impresión de que microsoft llegará tarde (de nuevo) o que no sabe bien aún a lo que jugar.

En homepcgamer utilizamos cookies para mejorar su experiencia al navegar por la web. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Para saber más respecto al uso que hacemos de ellas, consulta nuestra política de Uso de Cookies.

Acepto las cookies de este sitio