Te ayudamos!

No encuentras lo que buscas? Preguntanos! Clica aquí:
Formulario de contacto

Steam Controller Review

Ha llegado el momento de mostrar nuestras impresiones con el nuevo mando de Valve. Nuestra review se basa en las pruebas que hemos estado realizando con el mando durante este pasado fin de semana y el lunes, lo que nos ha llevado a testearlo con multitud de títulos de varios géneros distintos y tres equipos con diferentes sistemas y configuraciones...

 

¿Que tal se comportará con juegos de conducción? ¿y con juegos de lucha?... ¿podrá cumplir con juegos deportivos o FPS?(First Person Shooter) ¿y los juegos que solo soportan teclado y ratón?

Sigue leyendo y te contaremos esto y mucho mas...

 Primeras impresiones: Ergonomía

Como ya dijimos en el unboxing, el mando es todo de plástico y el tacto es acorde a un mando de plástico, sin partes de goma. Sin embargo las partes de sujeción "rugosas" cumplen su función y el mando se siente confortable al tacto. Sorprende lo bien que se adapta a la mano, sobretodo en lo que se refiere a la posición de los paneles que quedan a la medida justa para poder manejarlos con los pulgares con suma comodidad.

    

Otra cuestión son los botones típicos de los mandos, los XABY que se encuentran en una posición inferior y menos intuitiva que en el mando de Xbox. Cuesta algo mas acostumbrarse a "bajar" el dedo buscando los botones, y al principio cuesta hacerse a la idea de dónde y qué botón queremos pulsar. De lo que también nos hemos percatado es que esta nueva posición nos hace "bajar" la mano para sujetar el mando de otro modo que nos permite tener mucho mejor acceso a los botones. Sea como fuere al cabo de unas cuantas horas de uso nos hemos acostumbrado sin muchos problemas a la nueva posición y la forma del mando hace que la mano esté cómoda.

Los botones son algo mas pequeños, mas redondeados y están mas juntos que en los mandos de Xbox, pero nada que sea un problema para jugar.

Los paneles hápticos requieren mención aparte. El panel de la izquierda tiene una cruceta en relieve que nos permite manejarlo como si de una cruceta real se tratase, con un tacto bastante adecuado. El recorrido es bueno y permite hacer las pulsaciones sin mayores problemas.

El panel derecho es completamente plano, aunque de superficie ligeramente rugosa al estilo de las superficies de unos altavoces. Este panel hace las funciones de ratón en el modo "ratón y teclado" del mando, y tiene respuesta en función de donde situemos el dedo para mover el puntero. Conforme nos acercamos al extremo la vibración se hace mayor. Esto es verdaderamente útil cuando lo usamos con títulos en este modo de juego, como veremos mas adelante.

Los botones frontales son del mismo estilo de un mando de Xbox, con dos botones superiores y dos gatillos progresivos que hacen las funciones de clic derecho e izquierdo en el modo "raton-teclado" del mando con la peculiaridad de que al final del recorrido tienen un pequeño "clic" que permite saber cuando estás "pulsando", por ejemplo para los juegos de disparos es ideal.

Por último, los botones inferiores están situados de forma que coinciden con tres dedos que nos quedan sujetando el mando, con lo que con un pequeño gesto podemos accionarlos.

Primeras impresiones: Primera conexión al PC

La primera conexión que hacemos es sobre un equipo con sistema Windows. En cuanto conectamos el mando el sistema lo detecta e instala automáticamente. Hay que recordar que el mando es completamente compatible con el de Xbox que se ha convertido en un "estándar de facto" en el PC.

En cuanto Steam reconoce el mando te avisa que debe instalarse un nuevo firmware, cosa que hacemos y que se instala con rapidez.

Seguidamente, Steam reconoce el mando y te sugiere que pases a modo "big picture" para sacar mejor rendimiento del mando. Si pasamos a este modo, el mando se comportará como si de un mando de Xbox se tratase, manejando el entorno. Si no es así, el mando queda en modo "teclado-ratón" pudiendo actuar con el panel derecho y los gatillos como si del ratón se tratase.

 Primeras pruebas: "Modo Mando"

Comenzamos las pruebas con juegos compatibles con los mandos Xbox, como por ejemplo Steet Fighter IV ultra, DIRT 3, Dungeon Defenders, Gauntlet o Pro Evolution Soccer.

 

En todo momento los juegos reconocen el mando como si de uno de Xbox se tratase, sin mayores problemas. En juegos en los que se manejan con dos "Sticks" manejamos el derecho con el panel háptico de la derecha. Se hace un poco extraño al principio el no tener un stick físico si no tener que deslizar el dedo por el panel, pero al poco tiempo te acostumbras y lo manejas sin mayores problemas.

Pasamos a los juegos "machacabotones" como Street Fighter IV, donde el mando cumple su función sin mayores problemas. El stick izquierdo responde perfectamente, y podemos luchar haciendo combos. Los botones tienen un recorrido "blando" que hace que no sean incómodos cuando los usamos repetidamente durante largo tiempo.

En Pro Evolution se da el mismo caso, pudiendo jugar y marcar goles sin mayores problemas. La respuesta de los controles a las acciones de nuestros dedos es excelente e inmediata. El detalle de "modificar" la posición de la mano para manejar mejor los botones cumple su función y sorprende la comodidad con la que se juega.

Por último, probamos un juego de velocidad como el DIRT 3. Los gatillos aquí entran en acción, pudiendo conducir con el stick izquierdo y acelerar y frenar con los gatillos. La aceleración progresiva funciona muy bien y llega a tope justo cuando topamos con el "click" del gatillo. Ningún problema con este tipo de juegos.

 Modo "Teclado - Ratón"

Respecto a los juegos que no son compatibles con mandos el dispositivo tiene la opción de cargar en su perfil el funcionamiento de "teclado - ratón", y que emula bastante adecuadamente con el panel háptico derecho. Lo hemos probado con el juego de disparos en primera persona "Red Orchestra" y el resultado es satisfactorio. El stick izquierdo emula las teclas de desplazamiento y el panel derecho junto con los gatillos el ratón. La primera impresión es que la precisión del panel háptico es superior a la de cualquier otro mando que hayamos probado.

Llega la gran pregunta: ¿es mejor o peor que usar el teclado y ratón?

 Desde el punto de vista jugable el conjunto teclado - ratón sigue siendo imbatible por versatilidad, precisión y agilidad, pero dicho esto el Steam Controller queda muy cerca de ofrecer exactamente la misma versatilidad y agilidad. Podemos decir que actualmente no hay en el mercado ningún otro mando ya sea en PC o consola que pueda hacer sombra a lo que ofrece el Steam Controller en este campo, con especial mención a la precisión, que es prácticamente absoluta.

Dicho de otro modo. Si lo que queremos es dejar de lado el teclado - ratón para jugar, con el Steam Controller puedes hacerlo y además con plena satisfacción. 

Versatilidad, Precisión, Parametrización

Si algo destaca en el mando de Valve es su posibilidad para hacer lo que quieras con el. En cada juego de la biblioteca tienes un apartado para parametrizar el mando, ya sea con un perfil con defecto o cargando uno recomendado por los programadores del juego, perfiles hechos por otros usuarios (si, se pueden hacer perfiles y subirlos a Steam para que otros usuarios los prueben y usen!) o directamente lanzarte a programar tu propio perfil según tus gustos y preferencias, publicarlo para que otros lo utilicen, y podemos decir que es un apartado realmente exhaustivo.

  

Por otra parte las diferencias fundamentales de versatilidad y agilidad respecto a otros mandos o el teclado - ratón se solventan con éxito mediante la extrema personalización que permite el mando, pudiendo asignar y modificar el comportamiento de prácticamente todo lo que se nos ocurra, ya sean botones, stick o paneles. Literalmente podemos hacer con el mando lo que queramos.

En cuanto a la precisión, como ya hemos dicho es todo lo preciso que te permita tu pulgar gracias al panel táctil. En las pruebas que hemos hecho con los juegos FPS como Portal o Red Orchestra el control de la mira es simplemente absoluto, tal y como lo sería con el ratón. Además, si lo notas demasiado sensible o corto de recorrido puedes parametrizarlo a tu gusto en el creador de perfiles de modo que puedes ajustar la precisión cuanto y como quieras.

Otros sistemas: Linux y SteamOS

Conectamos el mando en un equipo de pruebas con un SO Ubuntu 14.04.3 4gb de RAM y gráfica Nvidia. Nada más conectar el mando es reconocido por Steam, pero de primeras no funciona. Una pequeña búsqueda nos lleva a los foros de soporte de Steam donde se habla sobre el tema, con una solución momentánea modificando un archivo. Afortunadamente, a día de hoy ya hay una solución en camino para Ubuntu 14.04 que se espera para esta misma semana, y ya está solucionado para Ubuntu 15.10 en el cual es "enchufar y listo".

Una vez solventado el problema, probamos el mando con distintos juegos con los mismos resultados y sensaciones que con Windows. 

También lo conectamos a un equipo de pruebas con SteamOS, el cual lo reconoce directamente y funciona a la primera sin ningún tipo de problemas. La funcionalidad y parametrización es idéntica que en sistemas Windows, y todo funciona a la perfección. Valve ha hecho un gran trabajo en este aspecto. No en balde, el Steam Controller está pensado desde un principio para SteamOS.

Otras pruebas

Ya que teníamos el mando conectado a Ubuntu y SteamOS en la misma red que un equipo Windows decidimos probar la función de Steam "in home streaming". Desde el primer momento el mando fue reconocido y funcionó sin problemas de forma remota, ya fuese en modo mando o en modo teclado - ratón. Fue testeado en juegos como Street Fighter IV, DIRT 3 o Portal con resultados plenamente satisfactorios. Esto confirma que una vez que nos llegue el Steam Link no debemos tener problemas para manejarnos con el Steam Controller de forma remota.

Otra de las pruebas que hicimos fue agregar un juego que no es de Steam e intentar utilizar el mando con el. Ya que teníamos montado el mando en Ubuntu probamos con el juego "Open Arena", lo agregamos a Steam y el resultado fue el esperado. El mando se configuró en modo teclado - ratón y funcionó en el juego correctamente.  Probamos incluso a modificar el perfil de juego y pudimos afinar el movimiento sin mayores problemas. 

Una prueba que hicimos con el mando en SteamOS/Big Picture fue ver cómo habían implementado el chatear con el mando o hacer las búsquedas en tienda en ese sistema ya que las Steam Machines por defecto no traerán teclado, y la solución de manejar un teclado virtual dividido por la mitad para cada uno de los paneles hápticos desde luego solo puede ser calificado como una genialidad. Es ágil y rápido "teclear" con ambos paneles y pulsarlos cada vez que queramos pulsar una tecla.

Mención aparte merece la función giroscópica y de posicionamiento que tiene el mando. No hemos podido testear esta función a tiempo para esta review, pero uno de los desarrolladores ha publicado un vídeo mostrando esta función. Podéis verlo en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=B43ibnztDLc

 Simplemente genial.

Conclusiones

Valve se ha propuesto dar un golpe en la mesa con su nueva filosofía que engloba a todo el mundo gaming de PC, ya sea con las Steam Machines, SteamOS, el Steam Link o este Steam Controller, y desde luego no es una empresa que se tome las cosas a la ligera. El mando es un producto realmente atractivo y funcional, con infinidad de detalles y con una calidad fuera de toda duda. Ciertamente tiene cosas que se pueden mejorar, el primer contacto con el Steam Controller es un poco "aspero" ya que requiere un poco de adaptación y para ciertos juegos debemos retocar los perfiles para dejar el mando a nuestro gusto, además de que hay que acostumbrarse al tacto de los paneles hápticos y la nueva posición de los botones, pero después de dos días de uso el resultado es que no quieres otro mando para jugar. El mando en su conjunto es lo mejor que hay respecto a cualquier otro mando en el mercado con diferencia. Esto unido al comedido precio de 55 euros lo hacen un mando realmente competitivo y una compra casi obligada para el que se plantee comprar un mando para jugar en PC con Steam.

Si además añadimos que Valve ofrece las herramientas y funciones necesarias para que los usuarios lo modifiquen a su antojo, pocas excusas quedan para no hacerse con uno de estos Steam Controllers.

Un mando revolucionario y ganador.

Puedes comprar el Steam Controller directamente en la tienda de Steam:

 

Información

Homepcgamer

 image Pascual M. Gómez
Generalísimo 51
03159 Daya Nueva - ESPAÑA
 
image info[@]homepcgamer.com

Lo más leído del mes

En homepcgamer utilizamos cookies para mejorar su experiencia al navegar por la web. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Para saber más respecto al uso que hacemos de ellas, consulta nuestra política de Uso de Cookies.

Acepto las cookies de este sitio