Inicio

Tras los últimos anuncios sobre lanzamientos de títulos de la consola Xbox en exclusiva para la tienda de aplicaciones de Windows 10 la comunidad de jugadores de PC anda revolucionada en las redes. El temor de que Microsoft esté tratando de impulsar la adopción de su nuevo Sistema Operativo mediante la exclusividad del mercado del software de ocio está patente en muchos de los comentarios que en las últimas horas están apareciendo en foros de discusión, haciendo alusión a la exclusividad que tendrá el próximo desarrollo de Quantum Break, el nuevo triple A que ahora compartirá Xbox con Windows 10 en exclusiva.

La polémica saltó cuando el último Tomb Raider publicado compartió lanzamiento en Steam y en la propia Store de Windows 10, con las quejas de los usuarios de esta última por la falta de características como poder aplicar perfiles, mods o activar y desactivar algunos parámetros gráficos a los que la comunidad PCera está acostumbrada desde hace años. Sin embargo esos problemas son solo una pequeña minuncia respecto a lo que subyace bajo esta exclusividad. ¿cual es el problema?...

 

Hagamos memoria: Desde un principio el ordenador personal (Personal Computer, PC) nació como un sistema abierto el cual podía ser programado según la necesidad del usuario. Microsoft consiguió dar a los usuarios las características y usabilidad que querían y a cambio Windows se convirtió en el Sistema Operativo por excelencia para la mayoría, y con ello el software de ocio fue evolucionando sobre esa base. Pero la propia naturaleza abierta del PC propiciaba la piratería del software tanto del propio Sistema Operativo como de cualquier otro software hasta el punto de que muchos auguraban la "muerte" del PC como plataforma de juegos. 

La popularización de internet hizo que una sola compañía tuviese la única iniciativa para revitalizar una plataforma a todas luces muerta en cuanto al software de ocio. Valve reinventó la distribución del software mediante su plataforma digital Steam. A partir de entonces, y gracias a la propia naturaleza abierta del PC y el predominio de Windows como Sistema Operativo otras compañías han desarrollado sus propias plataformas para el PC, ya sea EA con Origin, GOG con Galaxý o Ubisoft con Uplay haciendo que florezca toda una industria de ocio digital, e incluso tiendas de Keys donde se puede adquirir software con precios muy competitivos. Se cumplía la máxima que un día hiciera famoso a Gabe Newell al afirmar que la cuestión no era combatir a la piratería, si no en ser mejores que ella en su propio terreno.

El paso del tiempo ha hecho que Microsoft haya cambiado su modelo de negocio hacia los servicios, lo que le ha llevado a integrar su propia Store dentro de las nuevas versiones de su Sistema Operativo, pero a su vez esto conlleva como consecuencia que tiene el poder de decisión sobre el software que se vende en Windows, como y en qué condiciones.

No hay nada de malo en ello. Es su sistema y está en su derecho. Lo que ha hecho levantar la voz a la comunidad ha sido la propia exclusividad del software a la que Microsoft fuerza a la compañía que publica en su Store. Cualquier plataforma de software puede hacer con su store lo que quiera, siempre dentro de la naturaleza abierta del PC. Ubisoft vende su software en otras plataformas aparte de en la suya propia. EA vende su software en su propia plataforma y solo para Windows mientras Steam y GOG venden software para Windows, Mac y Linux sin imponer restricciones de a donde pueden vender su software las compañías que lo publican en sus tiendas aparte de las inherentes a su propia plataforma. Pero el hecho de que la compañía que domina el sistema operativo de la plataforma en el que operan todas ellas, con la mayor cuota de usuarios y que tiene el poder de ir expulsando a todas ellas de su propio ecosistema desarrolle su Store y venda software en exclusiva perdiendo la posición neutral que mantenía hasta ahora es algo que ha puesto nervioso a mas de uno, y no solo a nivel de usuario.

De momento Microsoft ha dado el primer paso. Su Store aún está lejos de lo que ofrecen otras como Origin pero la posibilidad en un futuro de ir cerrando su ecosistema mediante exclusividades, expulsando competencia y creando un monopolio de facto está ahí, y sería el fin del PC como plataforma abierta, al menos en lo que refiere a Windows. Y eso no nos beneficia, ni a usuarios ni a vendedores. ¿Que será lo próximo? ¿Exclusividad para montar el hardware de PC?

¿Tienes algo que decir respecto a todo esto? déjanos constancia en los comentarios

En homepcgamer utilizamos cookies para mejorar su experiencia al navegar por la web. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Para saber más respecto al uso que hacemos de ellas, consulta nuestra política de Uso de Cookies.

Acepto las cookies de este sitio