Inicio

El hardware de Steam ha comenzado a llegar a los que lo compraron en la primera hornada. Homepcgamer se hizo con uno y ya lo tenemos aquí, preparado para mostraros cómo es el nuevo mando que Valve ha desarrollado para el PC...

 

Sigue leyendo...

Recibimos el mando en una caja de cartón azúl oscuro, con una carátula de cartón blando que la recubre y que lleva la foto del mando y la típica pestaña para poder colgar el paquete en un stand. Solo tiene una pegatina lateral, y es sencillo sacar la carátula deslizándola hacia un lado. Justo en el reverso de la carátula está el despiece del mando.

La caja va sellada con una pegatina, la retiramos y abrimos la caja. Ahí está el mando

 

 

La primera impresión al cogerlo por primera vez es de plástico. El tacto es similar a cualquier mando de consola actual. Es liviano, aunque aún está sin pilas.No tiene superficies de "goma", como el mando Logitech 710, aunque con el paso del tiempo esto puede suponer una ventaja a la hora de la limpieza. Todo lo que se toca es del mismo tacto. Plástico por todos lados, sin embargo sorprende ver que se puede sujetar sin sensación de que se pueda deslizar de la mano fácilmente.

Una vez que lo sacamos de su habitáculo, aparece el sensor USB y las pilas

 

 

Al levantar el cartón que hace de base para el mando aparece un pequeño paquetito con el prolongador para el sensor USB y debajo está la documentación: una guía de usuario y una "Quick Start Guide" o guía de puesta en marcha.

 

 

Llegó el momento de darle la vuelta

 

 

 

Aparecen las "aletas" traseras. Son dos botones más que se pueden pulsar con cualquier dedo que sujeta el mando por debajo, presionando hacia los lados. El mecanismo no lleva muelles ni nada parecido para los pulsadores. El plástico de la tapa es el que cede y hace que las aletas accionen los botones. Una solución ingeniosa.  Debajo, justo en el centro está la pestaña que levanta la tapa, incluyendo las "aletas":

 

Como podéis ver, a los lados aparecen los habitáculos para las pilas. Se introducen lateralmente y quedan semiocultas. Para extraerlas de nuevo hay que pulsar dos pestañas que presionan y expulsan las pilas de sus habitáculos. En la base se puede apreciar los datos del mando, modelo número de identificación y datos técnicos. Puede verse un par de aperturas en la parte superior que llevan una superficie metálica de color dorado, similar a las conexiones de los cargadores de algunas baterías, lo que puede sugerir que en Valve han pensado en algún tipo de cargador o adaptador ya sea para pilas recargables o baterías que se puedan cargar a través del dispositivo aunque realmente solo son dos agujeros donde se introducen las pestañas de sujeción de la tapa trasera.

Y hasta aquí el "unboxing" del Steam Controller. Estar atentos, pues estamos preparando un artículo con nuestras impresiones con el mando después de los días que ya llevamos usándolo en toda clase de modos y videojuegos.

Muy pronto en www.homepcgamer.com

En homepcgamer utilizamos cookies para mejorar su experiencia al navegar por la web. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Para saber más respecto al uso que hacemos de ellas, consulta nuestra política de Uso de Cookies.

Acepto las cookies de este sitio